Arroz integral

Encuentra tu receta de arroz integral

Paella con arroz integral

Paella con arroz integral

Aunque los puristas pondrán el grito en el cielo, también se puede elaborar una paella con arroz integral. De hecho, se puede sustituir por el arroz blanco en cualquier receta. Y el resultado no es tan malo.

He decidido hacer una paella vegetal con este arroz, y a todos los de casa les ha gustado. Se puede hacer, igualmente, paella de marisco, de carne, de pollo o marinera.

Ingredientes para 4 personas:

  • 650 ml de caldo de pollo
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 1/4 de cucharadita de azafrán
  • 180 gr de arroz integral
  • 1/2 cebolla, picada finamente
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • 3 dientes de ajo, picados finamente
  • 1 tomate grande, sin piel y picado en dados
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 taza de judías verdes tiernas cocidas
  • 1/2 pimiento rojo en tiras
  • 4 corazones de alcachofas cortados en cuartos

Instrucciones

Antes de comenzar, asegúrate de que tienes el caldo caliente, todas las verduras picadas según se indica a la receta y el arroz lavado.

En primer lugar, vamos a hacer el sofrito, la base de toda paella que se precie. Para ello, calentamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén de tamaño grande.

Agregamos la cebolla picada y lo sazonamos con sal y pimienta negra a nuestro gusto. Sofreímos la cebolla hasta que esté blanda, unos 4-6 minutos. Agregamos el ajo picado y los tantees en dados.

Removemos los ingredientes y aplastamos el tomate para que se deshaga. Dejamos que se cocine todo, hasta que la salsa que se ha creado espese ligeramente.

Incorporamos el arroz escurrido, el pimentón y el azafrán. Lo revolvemos todo con una cuchara de madera y dejamos que se fría durante dos minutos, para que el arroz vaya cogiendo los sabores.

Vertemos el caldo caliente y subimos la temperatura para que coja calor y llegue a hervir. Probamos el caldo para ver si está lo suficientemente salado y añadimos sal y pimienta al gusto, si es necesario.

Una vez que empiece a hervir, reducimos la temperatura para que se cuece a fuego lento durante 20-30 minutos, o hasta que todo el líquido se haya absorbido. El tiempo dependerá del arroz que hayamos comprado.

Colocamos el pimiento, las judías cocidas y los corazones de alcachofa por encima del arroz. Si el arroz parece que está seco, pero aún no está totalmente cocido, vertemos un poco más de caldo por los bordes.

Cubrimos la sartén y dejamos que se cocine durante 10 minutos más. Comprobamos que todo el líquido se ha absorbido. Si el arroz está hecho pero aún queda mucho líquido, lo destapamos y lo ponemos a fuego medio hasta que todo el líquido se evapore.

Dejamos que el arroz repose durante 5 minutos antes de servirlo.

Notas

Aunque es caro, realmente no hay ningún buen sustituto para el azafrán. Tiene un delicado sabor como ninguna otra especia. Algunas personas recomiendan utilizar cúrcuma para reemplazar el color amarillo que da el azafrán, pero en este plato, el sabor estaría fuera de lugar.